Lenyan Veka: “Los poemas van surgiendo y casi nunca se terminan porque el primer verso nace con la imagen, todo lo que escribo viene de una imagen real...”

07.09.2020

CICLO DE ENTREVISTAS "CUARENTENA POÉTICA"

Por Víctor Coral.

-Muchos poetas suelen tener una imagen poética primera. Algo así como el primer recuerdo relacionado con la poesía, un escenario poético, una visión... De tenerla, ¿cuál es la tuya?

Creo en mi caso fue un encuentro íntimo. Cuando era niña mientras curioseaba en el armario de mi madre encontré un libro de poesía universal y tenía versos señalados, me enamoré del libro. Puedo decir que años más tarde, ya de vieja mi madre me dijo que el libro era de mi papá y pues yo no sabía mucho de él, era un desconocido, pero que sin querer me dio el regalo más grande; ese amor a la poesía. Entonces mis musas y musos me hablaron desde ese "mi primer encuentro".

-Cómo fue el proceso de escritura de tu primer libro. Publicaste poemas en revistas previamente, cómo lo financiaste.

Me han publicado en diversas antologías y revistas dentro y fuera de Perú. Olvide mis plaquetas y me reinicie, me reconstruí desde cero y estoy trabajando en dos poemarios pronto a publicarse. Estas publicaciones son en primer lugar un intercambio o Ayni con amigos, a parte que el tema del financiamiento también se cubre con un pago pero no inmediato, gracias a estos principios andinos trabajamos en constante cooperación y también enrespuesta a las invitaciones de editoriales, festivales y revistas que gustosamente me han publicado sin costo alguno.

-¿Qué opinas de los concursos de poesía? ¿Participas de ellos? ¿Crees que es esencial para hacer lo que llaman una "carrera poética"?

Pues no sé. Yo participe en dos concursos pero fueron a los únicos a los que postule y gane un primer lugar y mención honrosa. Quizá no son esenciales para una carrera poética pero ciertamente hablan de la visibilidad en la que uno como autor trabaja, en hacerse un lugar a punta de sueños también y perseverancia. Pueda que algunos seamos más apasionados que otros con esta labor y cómo medirlo ¿no? Por otra parte los concursos tienen un incentivo económico lo cual está bien, a mi parecer porque a estas alturas el arte y la cultura tienen que ser retribuidos a la medida de nuestros esfuerzos y como escritores hacemos una sociedad cultural. No podemos hacer las cosas ad honorem todo el tiempo, es justa y necesaria la retribución.

-En términos generales, desde la segunda mitad del siglo veinte la gran influencia de la poesía latinoamericana se desplazó de la poesía española hacia los clásicos del idioma inglés (Eliot, Pound, otros). ¿Cuáles crees que son las influencias actuales?

Podría mencionar a ciertos autores que tanto compañeros, amistades y yo leímos en algún momento porque nos acompañaron en este viaje poético como Sylvia Plath, Barbara Guest, Joanne Kyger, Charles Bukowski y Maya Angelou, que ya es casi contemporánea. Creo que han ido acompañándonos y siendo parte de nuestra creación.

-Cuáles son para ti los poetas vivos más importantes de tu país y por qué?

Tengo una suerte de cariño y admiración por ciertos poetas que me han dado un libro donde explorarme. He vivido un proceso creativo más audaz en sus lenguajes tiernos, viscerales, enérgicos, etéreos, pasionales, reflexivo y mágicos, incluso para desarrollar propuestas escénicas. Entonces invoco a Ana Bertha Vizcarra, Gloria Mendoza Borda, Winston Orrillo, Gabriel Rimachi, Renato Cisneros, Eldi Toro, Rocío Silva Santisteban, Carmen Ollé, Rosina Valcárcel y Magdalena Chocano.

-¿Qué opinas de las opciones poéticas metaescriturales, digamos poesía sonora, poesía visual, etc?

Uno con el tiempo y la experiencia aprende a usar ciertas herramientas, como en mi caso. Yo a partir de la escritura empecé a crear piezas sonoras experimentales que las grabábamos en estudio y le poníamos versos, luego vino lo visual porque ya compartía espacios con amigos cineastas o también vino la performance. Entonces supongo que con la exploración, la cercanía con otras artes y la agudeza para trabajar con nuevos instrumentos tecnológicos incluso a veces rudimentarios y simples aprendes a ser parte de algo más grande y enriquecedor. Todo también varía y ayuda cuando tienes la suerte de poder trabajar en complicidad con personas profesionales especializadas con las que llegas a un producto potente y es también universal, es otro lenguaje que no deja de ser ajeno a laestructuralidad poética, a su rasgo primigenio como lo es la escritura, porque en sí, esa es la raíz, todo sigue un guión y se vale de recursos para lo estético y camaleónico.

-En tu opinión cuál es la relación entre el poeta y el ejercicio de la crítica literaria. ¿Crees que la mirada crítica es importante para el poeta de hoy?

Es importante, ayuda a darle esa redondez a lo que a uno asume que está haciendo bien. En una visión mucho más abierta mejora nuestro trabajo y uno aprende a darle juicios y valores a lo que consumimos, a deshilar nuestros procesos creativos. Claro que también la crítica nace en lo personal, en la introspección hacia la divulgación y lo publicitario.

-Internet ha propiciado o, por lo menos, ha revelado una difusión y práctica inusitada de la poesía. Cada vez hay más poetas en todos lados y ya casi se pierde en el relativismo el ejercicio poético. ¿Crees que no se puede decir a nadie que no es poeta o consideras necesario establecer un rasero, un parámetro?

Dicen que si levantas una piedra, debajo de ella siempre habrá un poeta.

Llamarse poeta es una lucha constante porque tendríamos que definir qué es un poeta o una poetisa, uso redes como muchos y voy descubriendo nombres, hay autores que me gusta seguir y otros no, me he regido de manera muy personal a seguir gente con "alma" porque me tiene que mover algo lo que me dicen y al conocerlo a conocerla quiero tener la misma imagen de que no se ha prostituido su poesía y es como siente que lo vive. Entonces qué parámetros o paradigmas tendríamos que señalar para saber a quién otorgarle títulos o no. Yo me pienso como una persona que comparte un poco de lo que hace y si todos son poetas prefiero pensarlos como soñadores, con sus propias guerras y mundos imperfectos o hermosos, tejedores de palabras. Ya los reconoceremos.

-¿Cuánto tiempo dedicas a la escritura y a la lectura? ¿Los practicas diariamente o te sometes a los dictados de la inspiración?

Pues diariamente pico un poco de lectura así sean diez minutos porque es inevitable no despertar con un un hipo mental y buscar algo en un libro que me conecte con lo que ya tengo en la cabeza. También escribo cosas, escribo a partir de la música o de lo que estoy oyendo, pero claro que lo que es más exacto y ordenado a mí sentir son cuando yo misma me doy la tarea de hacer las cosas mejor, entonces busco mis apuntes, me asusto y reconstruyo. Siento que todo va mutando así que día malo o día bueno algo sale.

-Explícanos algunos detalles sobre tu proceso creativo. ¿Escribes a mano o de frente en computadora? ¿Cómo surgen los poemas en ti, empiezan con el primer verso, con una imagen, un tema específico?

Escribo a mano en principio, agarro cualquier papel o mi agenda, el trabajo en computadora es para pulir. Los poemas van surgiendo y casi nunca se terminan porque el primer verso nace con la imagen, todo lo que escribo viene de una imagen real y fuerte pero no sé muchas veces como cerrar el verso sin matar la historia.

-Si quieres puedes compartir un poema inédito.



Urgencia

Si amor entre tu plumaje y el mío

prenden libertad

¿a dónde huiremos esta vez?

Déjame amar tus ojos,

tienen lejanías sin fin, de mar y cielo.

Ábreme como única puerta,

sostén mi corazón,

llevo urgencia de tierra tibia.