poéticas encadenadas

16.01.2019

es seguro que se me van a escapar algunos nombres, pero con los que convoque bastará para darnos una idea de lo que quiero decir. existe en latinoamérica una soterrada y, con frecuencia, soslayada, corriente poética que enlaza muchos países, aun cuando los creadores espigados no hayan tenido siquiera contacto entre ellos. me refiero, por ejemplo, a Rafael Cadenas, en Venezuela; Martín Adán; en Perú; Gerardo Déniz, en México; Roberto Juarroz, en Argentina, Marosa di Giorgio, en Uruguay. todos ellos tienen en común no solo ejercer poéticas poderosas y refractarias a la crítica "especializada" o periodística, pero también seguir derroteros infranqueables, insobornables, además de sostener --pese a la precariedad, mayoritaria, de ellos como individuos dentro de sus respectivas sociedades-- secretamente todo el andamiaje de la posibilidad creativa en sus respectivos países. Y fueron y van más allá. Prueban de algún modo que la poesía desconoce fronteras, trasciende intervalos temporales, periodizaciones y prejuicios de cualquier ralea. Nos dicen todos, desde cada rincón de la gran patria, que hay una sola gran poesía, que hay una sola gran alma común.